Views
2 weeks ago

Subasta Pintura Septiembre 2019

  • Text
  • Arte
  • Pintura
  • Subastas
  • Picasso
  • Firmado
  • Papel
  • Madrid
  • Lienzo
  • Barcelona

89 FÉLIX RESURRECCIÓN

89 FÉLIX RESURRECCIÓN HIDALGO Y PADILLA Binondo, Manila, Filipinas 1855 - Barcelona 1913 Retrato costumbrista (¿María Yrritia?). 1901 Óleo sobre lienzo Firmado y fechado en París Medidas 170 x 100 cm Procedencia: - Adquirido en París por don Emilio de Motta y Ortiz, Cónsul General de España en Filipinas hacia 1926. - Colección Bremme, Marbella. - Colección particular, Madrid. En 1889 Félix Resurrección Hidalgo obtiene una medalla de plata en la Exposición Universal de París por “La barca de Aqueronte”, un reconocimiento internacional que ningún otro pintor filipino había conseguido hasta el momento. Este premio fue un impulso a su carrera dentro del competitivo mundo artístico parisino. Asentado en su pequeño atelier situado en el 43 del Boulevard Arago en Montparnasse recibe a sus compatriotas filipinos quienes le requieren nuevos encargos. Esta obra inédita que ahora damos a conocer se inscribe en los años de plenitud del artista. Sus frecuentes visitas al Salón de París enriquecieron su lenguaje pictórico dotando a sus obras de un estilo más permeable a las nuevas corrientes estéticas del momento, como el Impresionismo y el Simbolismo. Hidalgo se impregna de un arte ecléctico que explota a su gusto, siempre a merced del cliente como en sus obras La Chula de López Memorial Museum de Manila o La Inocencia, de colección particular de Filipinas. Nada sabemos sobre la identidad de la enigmática mujer del presente retrato. Quizás se trate de una de las numerosas modelos del París bohemio que solían acudir a las puertas de la Academia de Bellas Artes cada lunes esperando la llegada de algún pintor que las contratase. La mayoría de estas mujeres eran campesinas italianas del Lacio y de la Campania. También existían diversos establecimientos donde la modelo, por indicación del pintor, tenía acceso a un amplio vestuario donde no faltaban los trajes de zíngara o de vendedora ambulante de flores. No obstante, la veracidad e intimismo que desprende la mujer representada induce a pensar en una persona cercana al artista. Su mirada, de una introspección psicológica admirable, capta la atención del espectador desde el primer momento. Su rostro iluminado y en penumbra contrasta con al naranja más cálido de su pañoleta y el rojo intenso de su falda. La pincelada rápida y vibrante de evidente filiación velazqueña que revelan su larga estancia por Madrid (1879-1884) dotan a esta obra de un realismo más cercano al arte de John Singer Sargent (1856-1925). Mucho se ha especulado sobre la amistad entre Hidalgo y María Yrritia, la modelo madrileña de origen humilde que acompañó al artista hasta su muerte. Un noviazgo truncado por la obstinación de la hacendada Bárbara Padilla, la madre viuda del artista, rica heredera de una importante flota de “cascos” (pequeñas embarcaciones) en Filipinas que imposibilitó dicha unión. Nos encontramos ante una obra de innegable calidad y especial singularidad en la producción pictórica de Félix Resurrección Hidalgo. Bibliografía: -Alfredo R. Roces, Félix Resurrección Hidalgo & the generation of 1872, Eugenio López Foundation, Pasay City, 1995. Salida 90.000 € Detalle Firma 30

89 31